26 nov. 2017

NACIONAL CAMPEÓN URUGUAYO DE PRIMERA DIVISIÓN

Foto: Arenga.uy
VIERNES EN TRES COLORES
NACIONAL 5(2) OLD CHRISTIANS 2(0)
MAYORES
24/11/2017

En esta crónica sólo nos centraremos en el partido final y el alargue que nos dio el título. En los próximos días subiremos otro artículo con el balance del año y alguna puntualizaciones que nos parece importante destacar.
Llegamos al  partido final en el Polideportivo con el retrogusto amargo del gol recibido a falta de medio segundo en Colonia. Con el peso de tener que ganar dos veces el mismo día. Y ganamos.
Y a pesar de que ahora haya quienes se atribuyen amistades que no tuvieron yo si puedo decir con autoridad y certeza que ganamos el Campeonato que llevaba el nombre de MI AMIGO Jorge Dambrosio desaparecido el año anterior y que eso es para mí un gran orgullo.
Y ganamos con mucha autoridad. Hubo seis goles de diferencia en la noche del viernes entre los dos equipos. Claro que el especial sistema de definiciones ya endémico en nuestro futsal nos hizo empezar de cero luego de ganar por cuatro goles el partido.
Empezamos con cambios en la formación inicial pensando en un partido de 50 minutos.
Mas allá de una situación de gol que generó Old Christians al minuto de juego, el dominio del juego por parte de Nacional fue muy claro.
La diferencia con la que se cerró la primera etapa no reflejaba en absoluto lo que estaba pasando en la cancha.
Un par de llegadas de Leandro Ataides fueron bien respondidas por el arquero rival.
Nacional jugó un partido intenso desde el pitazo inicial. La presión alta de Joaquín Varietti y Leandro Ataides permitió que el trabajo de segunda línea de Diego Arjona fuera muy prolijo. Y en el líbero Gabriel Palleiro estuvo excelente. Primero borró de la cancha al hombre gol del rival y después tuvo resto para ser decisivo en el juego de ofensiva.
Una muy buena maniobra del Pato Arjona deja bien posicionado a Gabriel Palleiro que define con un gran puntazo y nos permite empezar ganando el partido.
Las jugadas de ofensiva se sumaban una tras otra pero el segundo gol se demoró.
Las dos tarjetas amarillas que recibimos en el primer tiempo nos condicionarían como y con que jugadores encarar el resto del partido.
Primero Agustín Sosa y luego Diego Arjona fueron bien amonestados y eso nos llevó a tener mucha precaución con sus minutos en cancha.
Sabíamos que en un partido así perder jugadores podía ser determinante. Otro aspecto que el equipo manejó bien fue la cantidad de faltas cometidas. En el partido y en el alargue incluso no llegamos nunca al límite de faltas.
Es en una combinación entre Palleiro y Volz la que generaría el segundo tanto. La devolución de Felipe al medio rebotó en un rival y se terminó metiendo en el arco de los colonienses.
Esta diferencia de dos goles no pudo estirarse a pesar de las múltiples oportunidades de las que dispusimos.
Leandro Ataides deja solo a Joaquín Varietti a quién el tiro ya sin arquero se le escapa por encima del travesaño.
Old Christians llega al gol con un desborde por paralela y un pase al medio que cerramos tarde y mal.
Se fue la primera parte y el resultado era sólo dos a uno.
Cuando volvemos del descanso y recién se estaba viendo que harían los equipos llega nuestro tercer gol. Otra vez de Gabriel Palleiro llegando a la ofensiva. Muy buena combinación con el Chato Varietti, devolución pisada del pivot y de nuevo el puntazo del cierre que generó pánico toda la noche al conjunto de Colonia terminaría en la red.
Nacional siguió dominando en el score y en lo táctico.
El equipo marcó siempre bien y ajustó las coberturas de manera adecuada.
Con las amarillas de Sosa y Arjona, tanto Ataides como Daguerre debieron trabajar en defensa más de lo que acostumbran, y en este mismo rubro fue determinante el ingreso del joven Lucas Torrazza que aportó muy buenos minutos en la fase decisiva del juego.
Emiliano Sotelo estuvo a la altura de sus mejores noches, y las pocas veces que la visita llegaba se encontraba con una muralla infranqueable.
El cuarto gol lo marcaría también Gabriel Palleiro tras desparramar al arquero y picar la pelota por sobre el marcador que cerraba el arco en última instancia.
Con el partido cuatro a uno Old Christians apostó al arquero-volante y eso nos facilitó la tarea defensiva.
Nuestra mayor preocupación era la acumulación de faltas y al tener que pasar a marcar zona por la imferioridad numérica ante el arquero jugador el riesgo de cometer faltas disminuyó.
Un robo de Palleiro deriva hacia el Chato que desde 30 metros y con arco vacío anotó el quinto.
El resultado final en el tiempo regular fue de 5 a 1. Y de verdad reflejó lo que se vio en la cancha
Y llegó el otro partido.
Ese que teníamos que jugar igual. A pesar de haber terminado a más de diez puntos de nuestro rival. A pesar de haber perdido un juego por un gol y ganado el otro por cuatro debíamos empezar de nuevo cero a cero.
Lo que si cambiaba de la maquiavélica definición de 2016 es que ahora por lo menos no obligaban al mejor del año y al que había obtenido el mejor saldo en la finales a jugar el suplemento decisivo de visita.
Fue en el Parque y fue todo tricolor. Como había sido durante toda la noche. Matías Daguerre combina con Varietti que había sido el gran ausente en el primer partido por suspensión y recibe otra vez una devolución justa, se saca un rival de encima y genera espacio para rematar de punta y de zurda al ángulo.
Nuevamente eso generó que Old Christians apostara al arquero-volante y nos solucionara un problema.
Si bien inquietó en alguna circunstancia se veía que íbamos a aumentar con un remate ante el arco vacío.
No fue de ese modo porque tres tiros de Emiliano Sotelo y uno de Gabriel Palleiro se fueron muy cerca del arco. Pero el segundo gol llegó y fue producto de la ansiedad y desesperación del rival. El arquero sacó mal cuando el equipo relizaba un cambio y la pelota le quedó redondita adelante a Leandro Ataides que tuvo todo el tiempo del mundo para elegir dónde colocaba el balón.
El dos a cero a falta de minuto y medio cerró el partido. Old ya no llegaría y Nacional se hizó aún más fuerte sabedor de que se estaba llegando al objetivo.
Logramos así el torneo Uruguayo tras ganar el Campeonato Clasificatorio, el Torneo de Play Off sin necesidad de recurrir a las finales extras adquiridas por la ventaja en la Tabla Anual.
En lo individual:
En este partido monumental trabajó de Gabriel Palleiro. Anticipó siempre, hizo una sóla falta en todo el juego. Clausuró su zona entregandose a la faz defensiva como puede y en la ofensiva fue simple y muy efectivo. Figura indiscutida del partido más importante del año. Dieciocho goles en la temporada pero tres el día que había que dar el "do de pecho"
Muy buena noche de Emiliano "Café" Sotelo que a pesar de tener poco trabajo tapó balones claves.
Diego "Pato" Arjona fue otro que estuvo a la altura. En defensa equilibró más al equipo, generó el primer gol de Gabriel y pudo volver a ingresar cuando el rival apostaba al arquero jugador y ya no corríamos riesgo con su amarilla. El Capitán llevó el barco al puerto, y cuando decimos eso no nos referimos a la cancha sino a todo lo demás que es tan importante como la cancha.
Matías Daguerre, otra vez muy buen partido. En el segundo tiempo no salió. Le tocó colaborar en defensa mucho y lo hizo bien. Un gol tremendo que abrió el camino al título en el alargue. Gran año de Matías que necesitaba una temporada así. 27 goles en el año
Leandro Ataides, otro que debió encarar más tareas defensivas de la habituales y cumplió. Hizo el último gol del 2017 y el que aseguró el título. Un gran año de Leandro que se tuvo que adaptar a una manera de jugar diametralmente opuesta a la que estaba llevando adelante en su anterior club y lo fue asimilando con muy buena disposición. Con 40 tantos fue el goleador de Nacional en la temporada.
Joaquín Varietti, tremendo partido. Había faltado en el juego de ida. Su trabajo permitió que todo el equipo funcionara en defensa. Fundamental en la defensa del arquero-volante. Un gol en esta final y 27 en el año.
Felipe Volz, generó el segundo tanto del equipo. El nivel altísimo de Varietti no le permitió tener más minutos ayer. 22 goles en la temporada.
Agustín Sosa, la amarilla lo condicionó. Jugó poco en la final. Fue clave en los clásicos ganados y en las semis de este mismo torneo. 17 goles en la temporada. Un jugador diferente a la media.
Lucas Torrazza, muy valioso su aporte en la final, defendió con corrección, compromiso y sin cometer faltas. Gran potencial. depende de él su futuro en el futsal. Si se lo toma en serio tiene todo para destacar.
Era una final y la rotación fue corta, pero todos y cada uno son parte de este título. Y lo son también aquellos que empezaron en este proyecto y no pudieron llegar a destino. De todos ellos es también este triunfo.
Sólo tres jugadores de este plantel ya habían logrado un Campeonato uruguayo de mayores con anterioridad. ellos son Sotelo, Arjona y Daguerre, los demás si bien ya habían ganado en formativas la mayoría son bienvenidos al selecto grupo de los campeones uruguayos de primera división
Felipe Volz y Agustín Sosa logran así el Grand Slam del Futsal Uruguayo habiendo sido campeones en todas las divisionales del Futsal Auf: Sub 15, Sub 17, Sub 20 y Primera División
Sólo tres jugadores estuvieron en las 27 convocatorias de este año; ellos fueron Emiliano Sotelo, Felipe Volz y Sebastián Prunell.
En los próximos días llegará el balance 2017 con cosas que hace tiempo queremos decir pero con las que no deseábamos contaminar esta crónica.
Goles:
Gabriel Palleiro 3
Joaquín Varietti 1
En contra 1
Alargue:
Matías Daguerre 1
Leandro Ataides 1








No hay comentarios: